El adolescente y su psicología. El guardián entre el centeno.


“Lo que distingue al hombre inmaduro es que aspira a morir noblemente por una causa, mientras que el hombre maduro aspira a vivir humildemente por ella” (El Guardián entre el Centeno. Salinger, 2006)

Querido Psicolector.

Cuando tengo muchos libros por leer y no sé por cuál empezar, dejo que el azar tome la decisión de qué lectura es la próxima; esta vez pasó así, y revolviendo el recipiente que contiene todos los nombres de los libros que quiero leer (sea o no por primera vez), salió el nombre de “El guardián entre el centeno” por J.D Salinger. Debo decir que no me entusiasmó mucho la idea porque recordaba que la primera vez que lo leí no lo disfruté mucho. Y tú dirás “¿entonces, por qué querías leerlo de nuevo?” Pues la verdad no me acordaba de absolutamente nada y recordaba que fue un libro polémico (porque cuando salió a la venta lo prohibieron en E.U.A. y además porque está relacionado con varios homicidios como el de John Lennon, por ejemplo) y quería saber si ahora con otros ojos, podía apreciar más su lectura.

Así que sin más, comencé a leerlo y esta es mi percepción.


La trama de la historia es aparentemente de lo más simple, trata de todo y de nada a la vez (sí, lo sé muy filosófico el asunto). El protagonista de la historia es Holden Caulfield, un joven de 17 años adinerado y que asiste a uno de los colegios más prestigiosos de Estados Unidos. Resulta que Holden es expulsado de su escuela por sus bajas notas y tiene que regresar a casa. Por diversas circunstancias decide escapar antes de tiempo de la escuela y como no quiere llegar antes de lo dicho a casa pasa tres días ambulando por diversos lugares de Nueva York.

Y de esto va el libro, de la narración de sus vivencias en estos tres días. Sin embargo, la historia se torna más compleja pues la novela no es una mera descripción de lo que Holden ve, sino que también podemos adentrarnos a sus pensamientos y emociones, a sus recuerdos de hace una semana o hace 6 años… algo así como lo que en psicoanálisis llamaríamos la asociación libre.

126d5b97e24a3cad34ebacf640b72c5b

Holden Caufield. Protagonista de El guardián entre el Centeno

En “El guardián entre el centeno” es como si Salinger quisiera decirnos “esto es lo que pasa con un adolescente, por esto esta etapa es dolorosa, solitaria y deprimente”. En esta narración se puede ilustrar de manera clara y precisa el conflicto principal que representa la adolescencia: dejar morir el mundo infantil para dar paso y enfrentarse al de los adultos. Sin embargo esto representa para Holden un gran dolor psíquico, tanto así que critica una y otra vez a los adultos y los acusa de ser falsos y pretenciosos, a la vez que añora e idealiza a los niños deseando que éstos no crecieran ni perdieran su inocencia.

Este conflicto psicológico se ve representado por su sensación constante de aislamiento y de incomprensión. Holden representa a ese adolescente estereotipado: critica a sus compañeros, a sus maestros, a toda aquella persona que se encuentra en su camino, a excepción de sus dos hermanos Allie (ya fallecido) y Phoebe que vienen a representar aquella infancia que añora y ve perdida.

the_catcher_in_the_rye_by_almightystarfish-d5vgldl

Holden Caufield y Phoebe, su hermana.

La pérdida de su propia niñez se menciona una y otra vez en el libro. Creo que el dolor que hay en Holden por el fallecimiento de su hermano también representa el duelo que está experimentando por la pérdida de su niñez. De hecho, menciona: “no sé por qué hay que dejar de querer a una persona sólo porque se ha muerto. Sobre todo si era cien veces mejor que los que siguen viviendo”. Parece que habla no sólo de Allie si no también de él; el niño era mejor en muchos sentidos: era inocente, inteligente, aplicado, sólo vivía para sus padres y la escuela, disfrutaba de jugar, de las pequeñas cosas de la vida en general; en cambio crecer implica dolor, experiencias atemorizantes, enfrentarse con los otros y con uno mismo, con su cuerpo y su metamorfosis, con sus deseos y fantasías.

Lo anterior puede ser la raíz de la actitud que tiene el Holden: un ser enojado e iracundo, que cae mal (incluso a mi como lectora me cayó bastante mal, las dos veces que leí el libro). En realidad toda esta furia y las ganas de pelearse con todos parece surgir del miedo por ver a la infancia morir y por un futuro inseguro del que no se sabe qué esperar y que además, es odiado.

the-catcher-in-the-rye-17

El adolescente Holden Caufield.

Prueba de lo anterior es cuando se encuentra en el Museo de Historia y guía a unos niños dentro de éste, se da cuenta que dicho recinto se ha quedado exactamente igual desde que él iba a visitarlo cuando cursaba la primaria. A partir de esto parece haber en él una nostalgia por lo pasado y una molestia hacia lo diferente y desconocido, mencionando que le gusta ese lugar (el museo) porque ahí nada cambia mientras él por el contrario, se encuentra cambiando corporal y mentalmente para transformarse en ese adulto que tanto critica.

Otra de las escenas que expresa una añoranza por la infancia es la historia detrás del título del libro: “Bueno, pues muchas veces me imagino que hay un montón de críos jugando a algo en un campo de centeno y todo eso. Son miles de críos y no hay nadie cerca, quiero decir que no hay nadie mayor, sólo yo. Estoy de pie y al borde de un precipicio de locos. Y lo que tengo que hacer es agarrar a todo el que se acerque al precipicio, quiero decir que si van corriendo sin mirar adónde van, yo tengo que salir de donde esté y agarrarlos. Eso es lo que haría todo el tiempo. Sería el guardián entre el centeno y todo eso”. Es así como se observa que la tentación nostálgica del retorno a lo infantil está siempre acechando.

the_catcher_in_the_rye_by_edwardaaronart-d5y1c9v

El guardián entre el centeno. Protegiendo a los niños de caer al precipicio de la adultez.

Esta dificultad de separarse de la infancia forma parte de un segundo tiempo del acaecer psíquico, de la sexualidad humana. Es el fragmento de un tiempo donde se exige producir nuevas significaciones y añadir interpretación a lo vivido, donde la sexualidad se vuelve de carácter genital. Es un momento que supone la realización del duelo por el abandono de los objetos infantiles y las relaciones familiares. Lo anterior conlleva a una frecuente confrontación y rebeldía ante dichas figuras que representan la autoridad.

La sexualidad infantil también sufre una metamorfosis: hay un primado de lo genital que surge a partir de la revelación de sensaciones corporales extrañas. En el caso de Holden sucede una escena con una prostituta a la cual contrata bajo condiciones confusas. A través de este episodio se puede mostrar la dificultad que representa dejar atrás lo infantil y dejarse seducir por un cuerpo genital. La negación por dejar la niñez es uno de los factores que contribuye al fracaso del encuentro sexual: “De pronto empecé a notar una sensación rara. Iba todo demasiado rápido. Supongo que cuando una mujer se pone de pie y empieza a desnudarse, uno tiene que sentirse de golpe de lo más cachondo. Pues yo no, lo que sentí fue una depresión horrible”.

the_catcher_in_the_rye_by_flikkun-d69w8tm

A partir de este acontecimiento Holden sufre una especie de alucinación: el padrote le había pegado un tiro y el hacía como que una bala le atravesaba el estómago, bajaría chorreado de sangre por el elevador y mataría a quien le hubiera disparado. Esto podría interpretarse bajo la teoría de Gutton (1993) sobre la psicosis pubertaria: el cuerpo genital seduce al infantil; sin embargo para defenderse de esa seducción el infantil (Holden) mataría al genital (Maurice) a manera, claro está, de alucinación (síntoma específico de la psicosis pubertaria).

Encontramos la crisis de autoridad ante la cual el adolescente se enfrenta mediante cuestionamientos y derrocamiento de las figuras parentales; la crisis de identidad en donde el joven se cuestiona a sí mismo, se pregunta quién es y quién no es y comienza a tomar decisiones que lo definan; y la crisis sexual en donde lo genital se hace presente, donde existe una reedición del complejo edípico y donde ahora se corre el peligro de elegir a la madre como objeto de amor sin temor a la castración.

the_catcher_in_the_rye_by_trivialcause

La novela retrata el conflicto principal del adolescente: el paso de la niñez a la adultez, el enorme esfuerzo que representa para la persona enfrentarse a este cambio, el cambio de la sexualidad infantil a la genitalidad, y la renuncia a la omnipotencia infantil.

Así es, a pesar de haber sido publicado en los años 50’s, esta novela retrata con excelencia al adolescente dando cuenta que en sí, la crisis de la adolescencia siempre será la misma pero se presentará, simbolizará y manifestará de formas diferentes.

No olviden revisar el canal de YouTube de Psicopalabras donde les hablo un poco más de este libro enfocado en otros aspectos:

Si te interesó el libro puedes encontrarlo en la librería de tu preferencia con un costo aproximado de $200.

Si ya lo leíste no olvides comentar tu opinión o análisis del libro.

Gracias por leer, comentar y compartir.

REOL.


Referencias:

Gutton, P. (1993). Nuevas aportaciones a los procesos puberales y de la adolescencia. México: Grupo Teseo.

Salinger, J.D. (2006). El guardián entre el centeno. España: Alianza Editorial

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s