Snoopy y Charlie Brown: Peanuts La Película.


 

Querido Psicolector.

Disfruto mucho de ver películas animadas y es por eso que hace unos días fui a ver la película de Snoopy y Charlie Brown antes de que la quitaran del cine. Había escuchado que era una buena película, sin embargo me dirigí al cine con la única expectativa de divertirme.

Tal vez no sea muy claro por qué en un blog dedicado a la psicología, esté hablando de esta película. Bueno, aquí te lo explico y de paso te digo qué me pareció.

Snoopy-and-Charlie-Brown-2nd-Teaser-Quad

Promocional de Snoopy y Charlie Brown La Película

Primero lo primero. “Snoopy y Charlie Brown: Peanuts La Película” trata sobre las dificultades que tiene Charlie Brown al adaptarse a su entorno pues sus miedos, su inseguridad y su torpeza significan un gran obstáculo para integrarse de manera óptima con su compañeros. Aunado a esto, “la pequeña niña pelirroja” se muda en frente de su casa y resulta ser también, su compañera de escuela. Así que la película nos muestra el circo, maroma y teatro que Charlie Brown hace para poder dirigirle la palabra a la pequeña niña pelirroja. Charlie Brown se enfrenta a sus miedos e inseguridades en compañía de sus amigos Linus, Marcie, Peppermint Paty, Sally y la odiosa pero amada Lucy.

Por otro lado, Snoopy con su inseparable amigo Woodstock y su ya tradicional máquina de escribir, crea una historia paralela e inspirada en el amor de Charlie Brown por su nueva compañera en donde claro, nuestro amigo el perro, es el protagonista.

Dicho esto, sería de esperarse que en este espacio habláramos de la baja autoestima de Charlie Brown, del delirio de grandeza y narcisismo de Lucy (que además funge como psiquiatra de sus compañeros) o de Linus y de cómo y porqué su inseparable mantita funge como un objeto transicional. Podríamos poner a todos y cada uno de los personajes en el diván y analizar su comportamiento. Pero no, en esta ocasión la película me inspiró para compartirles que después de mucho tiempo me encuentro ante una actividad que tanto niños como adultos pueden disfrutar de igual forma.

Ojo, no digo que películas como Intensamente, El gran dinosuario, Hotel Transilavania, etc. no puedan ser disfrutados tanto por chicos como por grandes. Sin embargo, encuentro en Snoopy una película que es capaz de romper la brecha generacional, ¿por qué? porque la película tiene partes emotivas (eso sí no a tal grado como las tienen las películas de Pixar) y chistes que entienden tanto adultos como niños.

Las películas anteriormente mencionadas son divertidas (Intensamente se ha vuelto una de mis películas animadas favoritas) sin embargo, como les había mencionado en el post sobre Intensamente hay cosas que los niños no comprenden de la misma forma que un adulto. La mayoría de las películas animadas actuales contienen chistes en doble sentido, eventos emotivos que sólo a un adulto le tocan el corazón.

Pero no pasa así con Snoopy y Charlie Brown. Aquí los adultos son transportados inmediatamente a su infancia y es este detalle tan difícil de lograr, lo que hace que tanto niños y adultos disfruten la película desde la misma perspectiva y manera.

 Snoopy1

Aplaudo enormemente el hecho que se respetaran los diseños del cómic y de la caricatura, que los creadores de esta película apostaran por mostrar un mundo sin tecnología donde Snoopy crea sus historias en su máquina de escribir, y Charlie Brown habla con sus amigos en un teléfono alámbrico y de disco. Estos componentes y el hecho que Woodstock se siga comunicando como si fuera un comic y que los adultos hablen sin que sean entendidos, nos llevan como adultos a nuestra niñez y muestra a los niños de hoy acostumbrados a los dispositivos móviles, que todavía hay otras formas de divertirse.

Como terapeuta no sólo de adultos sino también de adolescentes y niños, recomiendo ampliamente que si tienes hijos veas esta película junto con ellos. Recuerda que el fortalecimiento del vínculo entre padres e hijos es que puedan compartir actividades y gustos y te garantizo que esta película cumplirá con ese objetivo. Si no tienes hijos, no importa, también te recomiendo que vayas a verla y te permitas regresar a esa etapa donde lo que reinaba era el juego y la diversión. A veces estamos tan inmersos en la vida adulta, de las responsabilidades, de los problemas, del estrés y vemos al mundo de una forma tan perversa que nos olvidamos de percibir y disfrutar aquellas cosas simples e inocentes.

Peanuts

Definitivamente Snoopy pasa a la lista de las mejores películas de animación que veré este año.

¿Tú ya la viste? ¿Qué te pareció?

Gracias por leer, comentar y compartir.

REOL.


Anuncios

2 comentarios en “Snoopy y Charlie Brown: Peanuts La Película.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s