Me desean, luego existo.

Este artículo me recuerda a uno que publiqué a principio de este año (Semana del amor. Episodio2. Tal para cual. La histérica y el obsesivo)… Una vez más, se explica por qué histérica y obsesivo son tal para cual a partir del deseo.

Yoica

11713140_10155810836425603_1970171024_o

La existencia humana tiene su valor no por ser un organismo vivo, sino por lo que esta vida significa para otro, para otros. La significación, pues, se encuentra más allá de lo biológico, e incluso le antecede. ¿Qué quiere decir esto? Que los sujetos existen desde antes del parto, o incluso de la fecundación misma, como algo hablado, como algo deseado. Previos a su presencia en el mundo ya portan una significación, ya significan para otro. El organismo que llega al mundo sirve como el lugar donde se depositaran todas estas significaciones y son estas mismas la que lo moldearan y provocaran una dimensión psíquica en él, si este lo permite. Habitamos, entonces, el lenguaje antes que habitar el mundo físicamente. Es porque existimos en esta dimensión significante que tenemos un valor, y no, precisamente, por nuestra dimensión orgánica. Es por ello que el campo inaugural de la experiencia humana…

Ver la entrada original 368 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s