Los niños de hoy


Queridos Psicolectores.

En 1924, durante el gobierno de Álvaro Obregón, se estableció en México el 30 de abril como Día del niño con el objetivo de cuidar por el bienestar de la infancia a raíz de los estragos que dejó la Primera Guerra Mundial.

Si bien originalmente este día surgió como una preocupación hacia los derechos infantiles ante asuntos bélicos, actualmente esta festividad tiene como finalidad promocionar el bienestar y los derechos del niño., así como también entender las necesidades de la niñez.

Es por este último punto que me gustaría compartir una breve reflexión sobre lo que yo he visto en la clínica con los niños que llegan conmigo a consulta. 

 Día del niño

Entre muchas otras cosas, las razones principales por las cuales un niño es llevado a un servicio psicológico son: desobediencia o baja tolerancia a la frustración. Y, en mi experiencias he podido notar que estos motivos de consulta tienen como origen la falta de límites y padres ausentes.

Hace ya algunos ayeres, cuando los niños desobedecían, no cumplían con sus obligaciones o hacían algo que a los padresNiño desafiante no les parecía, se les castigaba severamente con acciones como golpes con el cable, con el cinturón, con la plancha, etc. etc… Años más tarde, comenzaron a surgir estas nuevas generaciones donde se apelaba por los derechos del niño y entonces, los maestros ya no podían castigar severamente o golpear a los niños, y se luchaba contra el maltrato infantil e intrafamiliar que algunos niños vivían en sus hogares.

Sin embargo, hemos pasado de un extremo al otro y nos encontramos con padres que no permiten que los maestros u otra autoridad regañen a sus hijos, con figuras parentales que tienen miedo de sus propios hijos, con niños que retan a sus padres diciendo que si les ponen una mano encima los van a demandar ante las autoridades… Y entonces en el momento que el niño tiene que  seguir reglas comienzan los problemas, pues él se vive como un sujeto que goza de derechos pero no cuentan con obligaciones.

Por otro lado tenemos el tema de la tecnología que afecta de manera significativa a la tolerancia a la frustración. Los niños (y los adultos) de hoy ya no se permiten aburrirse, están acostumbrados a que con sólo pasar un dedo por la pantalla, sus necesidades se satisfarán al instante. Los niños ya no saben esperar y no saben cómo lidiar con la aburrición y la soledad.  Pero la culpa no es de la tecnología, es de nosotros que como padres les facilitamos el (ab)uso de dichos aparatos en el momento en que le damos nuestro celular, nuestra tablet con tal de que “se porte bien”. Sin embargo al decir “portarse bien” de manera (in)directa le estamos quitando al niño el derecho  de ser niño: no hables, no te levantes, quédate quieto, no explores, no preguntes, no cuestiones, no socialices, enciérrate en un mundo donde obtienes las cosas fácil e inmediatamente.

Un niño no necesita un celular

¿Qué tenemos como resultado? Una combinación de intolerancia y falta de respeto por la autoridad y los límites: caos total. Y los padres lo llevan al psicólogo para que “arreglen” al niño desobediente.

En resumen, podría decir que no hemos encontrado el equilibrio entre un extremo y otro, no dejamos que los niños sean niños, apelamos por sus derechos y nos olvidamos de sus obligaciones (o viceversa), les enseñamos que no tiene por qué esperar por las cosas y cuando no podemos cumplir con sus expectativas nos frustramos porque no nos entienden; queremos que nos obedezcan al mismo tiempo que suplimos nuestra compañía, cariño, consuelo y enseñanza con celulares y tablets

En este día del niño, recordemos que el derecho más importante que tiene un niño es SER UN NIÑO con todo lo que esto conlleva. Tiene derecho a ser amado y no hay mejor forma de hacerlo que estando presentes brindándoles seguridad, afecto y constancia. Recuerda, el establecer y respetar límites no son excluyentes del amor y el respeto.

Niños siendo niños

Gracias por leer, comentar y compartir.

REOL.


.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s